Benjumea: «La lealtad a la Corona es el pilar fundamental de la Maestranza»

On 27 junio, 2017 by FIES

El próximo 1 de julio el Marqués de la Puebla de Cazalla, Don Javier Benjumea Llorente, hará traspaso de su cargo de Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla a Don Santiago León Domecq, quien viene desempeñando las funciones de fiscal de la institución sevillana. Con esa ocasión ha concedido una entrevista a ABC que pasamos a reproducir a continuación. Con ello queremos mostrarle nuestra gratitud por la labor desempeñada como patrono de nuestra fundación, en representación de la Real Maestranza. 

Javier RUBIO

“El teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, el marqués de Puebla de Cazalla, Javier Benjumea Llorente (Sevilla, 1957) recalca la lealtad a la Corona como un principio irrenunciable de la corporación nobiliaria y señala la labor benéfico-asistencial como la principal actividad de la institución.

Javier Benjumea, en el despacho de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla

«La lealtad a la Corona es el pilar fundamental de esta corporación. Siempre, en todos los momentos de la Historia. Y es inamovible. Todos los que pertenecemos a la corporación lo sabemos y además lo juramos. Eso también nos distingue; en esta España tan complicada de los dos últimos siglos, XIX y XX, esta corporación siempre ha estado con la Corona. Aunque estuviera el Rey en el exilio. Nos distingue y sabemos por lo tanto ser fieles a nuestros principios», señala Benjumea en una entrevista antes de su relevo como teniente de Hermano Mayor.

A la hora de elegir el momento más destacado de su mandato, el teniente de Hermano Mayor destaca la visita del Rey Felipe a la corporación para presidir la entrega de premios anual y una junta de la institución de la que ostenta la más alta dignidad: «Don Felipe, dentro de su primer año de reinado, quiso venir a Sevilla… eso nos distinguió de otras muchas instituciones y corporaciones. Ese para mí ha sido el momento que me ha producido más satisfacción».

En cuanto al ámbito del que se siente más satisfecho, Javier Benjumea no titubea: «Nosotros ayudamos a muchísimas instituciones y organizaciones. De lo que me siento más satisfecho es de la labor benéfico-social porque llena mucho, nunca es suficiente pero es la que te produce más satisfacción y a la vez más impotencia. La mayor satisfacción es conocer a la cantidad de gente que trabaja en ese campo, comprometida con los demás y eso lo descubres cuando empiezas a tratarlas».

También resalta el teniente de Hermano Mayor de la Maestranza de Caballería la labor de mecenazgo cultural de la institución: «Cada vez se conoce más la labor cultural y social de la Maestranza. Todo lo que se hace, sale en los medios. Y aquí se hace mucho, muchos ciclos de conferencias, se editan muchos libros, se entregan premios importantes, se dan becas, todo eso creo que se refleja bastante bien y cada vez la sociedad va reconociendo la Maestranza no sólo como propietaria de la plaza de toros».

El teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla

En cuanto al futuro, Javier Benjumea tiene claro que la institución sabrá mantener el rumbo bajo la tenencia de Santiago León Domecq, con quien ha compartido cargos en las dos últimas juntas de gobierno de la corporación. «Una de las virtudes es que no hay rupturas, lo que hay son reformas, cada teniente y su junta de gobierno le va dando a la corporación su propia personalidad, su propio liderazgo pero hay continuidad con reformas. Y el siguiente teniente, Santiago León, no solamente conoce muy bien la corporación, faltaría más, sino que además tiene las ideas claras y el sentido de responsabilidad y del liderazgo que se necesita. Le imprimirá su personalidad, pero desde la reforma, la adaptación a los momentos. Aquí no hay sorpresas, y eso que a veces la gente quiere rupturas, revoluciones y aquí no se hacen revoluciones: se avanza, se anda, se modifica, se reforma, se moderniza pero sin ruptura y creo que esa es una gran virtud para este tipo de corporaciones y para los países en general».

En este sentido, destaca la exigencia que les formuló el Rey Don Felipe cuando vino a presidir la junta de la institución hispalense: «Nos dijo que tuviéramos cada vez más en cuenta que lo fundamental que teníamos que hacer era estar siempre dentro de la Constitución. Y después, que se valorara el mérito. Quienes fundan esto en 1670 eran las personas más destacadas de la ciudad en aquellos momentos».

En cuanto al futuro de la ciudad, Benjumea es un convencido de que «Sevilla necesita tener menos dependencia del turismo. Tiene que reequilibrar sus fuentes de ingresos, necesita industria y gestionar mejor todos los aspectos relaciones con la cultura».
«Tenemos unos activos extraordinarios que no están suficientemente bien gestionados. No hay que inventar nada, sino gestionar bien lo que hay. Uno de los grandes retos es reequilibrar eso. Hay que potenciar todo lo que es formación y educación, tenemos que aspirar a que nuestros centros educativos –desde los colegios hasta la Universidad– sean mejores. Hay cosas muy buenas, pero tienen que ser más. Creo que es lo primero y lo que lleva a todo lo demás. En Sevilla nos conformamos en todos los aspectos. Para afrontar todos esos retos que tenemos hace falta que no seamos tan conformistas», recalca el marqués de Puebla de Cazalla.”

Publicado en ABC el día 25 de junio de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.