España ayuda a Holanda a rememorar la guerra que la independizó de Felipe II

On 25 septiembre, 2018 by FIES

Imane RACHIDI (Efe)

El Instituto Cervantes trabaja con instituciones holandesas para «analizar con una mirada limpia» el comienzo hace 450 años de la Guerra de los Ochenta Años, por la que Holanda se independizó de España y de la que se heredaron varias leyendas negras, ha comentado a Efe su directora en Utrecht, Pilar Tena.

«Este es un hecho tan clave en la historia que une a nuestros dos países, que se le debe dar la importancia que tiene. Me ha sorprendido lo presente que está esa guerra en el imaginario de los holandeses. Se trata de volver a esos hechos históricos y analizar con una mirada limpia y nueva qué pasó durante esos años», explica la escritora.

La Guerra de los Ochenta Años o la Guerra Holandesa de Independencia (1568-1648) fue un enfrentamiento entre las diecisiete provincias de los Países Bajos (hoy bajo el nombre de Holanda, Bélgica y Luxemburgo) y las fuerzas de Felipe II de España al mando del Duque de Alba, que intentaron frenar las revueltas contra el soberano.

La causa concreta de esa guerra, que concluyó con la firma de la Paz de Westfalia, sigue siendo un gran interrogante, pero los historiadores coinciden en que la tensión religiosa (los españoles impusieron la jerarquía eclesiástica a un territorio reformista) y el descontento de esa sociedad calvinista con la Corona española prepararon el terreno.

Los horrores de esa contienda aún viven en la memoria de los holandeses y los comentarios sobre la crueldad del Duque de Alba son frecuentes: una de las leyendas más vivas entre los holandeses de piel y pelo más oscuros es que son descendientes de algún militar español debido a las violaciones que se registraron en aquella época.

Tena suscribe que, a pesar de que no ha encontrado ninguna dificultad a la hora de preparar las actividades de conmemoración, son «frecuentes los comentarios jocosos, tanto de españoles como de holandeses, sobre lo ocurrido», y hay quien considera «que no hay nada que celebrar porque esa guerra fue un horror».

«Cuando se tiene un nivel humano y de conocimientos históricos entramos en este plano de reconocer la importancia que tenemos unos para otros, y de coincidir en que convertir eso en un reproche actual sobre lo que haya sucedido hace 450 años no tienen ningún sentido», señala.

En su opinión, conmemoraciones como esta son «ocasiones estupendas para revisar y resaltar temas importantes de la historia» y «reflexionar» sobre ellos, y recuerda que, por lo ocurrido en ese conflicto armado, España «nunca resulta indiferente a los holandeses, que enseguida reaccionan» con un comentario cuando tienen a un español delante.

«Nos lo tenemos que tomar de manera anecdótica y no darle más importancia. Estar pensando a estas alturas que eso es (motivo de) confrontación o que tú debes reaccionar de otra manera a un comentario así, es una cosa totalmente anacrónica. Hay que tomárselo como una cosa graciosa y positivizarlo», recomienda.

Tena, que llegó a la dirección del Instituto Cervantes de Utrecht el año pasado, decidió trabajar en las actividades de conmemoración de la guerra cuando se dio cuenta de lo viva que aún está en la memoria ciudadana: «Hubo advertencias de que era una cuestión delicada pero no me pareció que tuviéramos que preocuparnos por eso», afirma.

El plato fuerte de esas actividades se organiza junto al Rijksmuseum de Ámsterdam: además de una serie de conferencias para analizar el entorno de la guerra, se está poniendo en marcha una exposición con cuadros del Museo del Prado, el Archivo General de Simancas, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el Patrimonio Nacional (Real Armería), señaló Tena.

«Es la primera exposición que se ha hecho nunca con ambición de cubrir toda la guerra y el nacimiento del actual país. Será un recorrido a través de objetos testigos de la época y la contienda», explica sobre ese evento que se inaugura el próximo 12 de octubre.

Asimismo, se están organizando charlas y actividades con profesores de las universidades de Leiden y Ámsterdam, un congreso, una exposición de fotografía e incluso un libro en neerlandés y español que se publica con la Fundación Carlos de Amberes de España, para mostrar «un ángulo nuevo» de aquellos acontecimientos.

(publicado por ABC el 20.09.2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.