Los reyes que modernizaron Afganistán

Ante la tragedia que ha vivido Afganistán este verano, vale la pena recordar que este país está sufriendo las plagas de la guerra, el hambre y la destrucción desde la caída de su Monarquía en 1973. A esa Monarquía culta y liberal que encaminaba su reino hacia la prosperidad y el desarrollo humano y económico mientras impulsaba su modernización en todos los frentes, sucedieron, siempre bajo el yugo de la violencia y las armas, una dictadura militar, otra comunista, la invasión soviética, la teocracia talibana y la invasión de Estados Unidos y la OTAN. Por último, un periodo de 20 años con ciertas y esperanzadoras libertades y prosperidad, arruinadas por la corrupción, los intereses geoestratégicos y la falta de inteligencia de Occidente.

La Monarquía, ¿una oportunidad perdida para Afganistán?

Tras el largo proceso que llevó la Monarquía al país centro-asiático y que culminó con la proclamación como Rey de Ammanullah Khan en 1926, la institución tuvo un recorrido muy turbulento, debatiéndose entre la voluntad de modernizar al país, las fuertes resistencias que le opusieron los sectores más reaccionarios y las luchas internas de los miembros de la Familia Real. Finalmente, en el contexto de la Guerra Fría, el Rey tuvo que exiliarse, convirtiéndose Afganistán en una república bajo la influencia soviética.

¿Cómo llegó la Monarquía a Afganistán?

Dost Mohammed Khan y su familia

El establecimiento de la Monarquía en Afganistán fue el resultado de un largo proceso en el que intervinieron distintas tribus centro-asiáticas pero que se explica también mediante la política colonial de potencias europeas como el Reino Unido.

Obituario de la Princesa Marie de Liechtenstein

El pasado 21 de agosto de 2021 falleció en el hospital de Grabs, Suiza, tras haber sufrido una apoplejía unos días antes, Su Alteza Serenísima la Princesa de Liechtenstein, Duquesa de Troppau y de Jägendorf, Condesa de Rietberg, esposa del Príncipe Soberano Juan Adán II. 

“Calma, señores, y cordura”: Alfonso XIII, en su despedida al partir al exilio hace 90 años

El 14 de abril por la tarde, el Rey presidió su último Consejo de Ministros y leyó su mensaje a la nación: “Las elecciones del domingo me han revelado claramente que no conservo ya el amor de mi pueblo […]. Estoy decidido a evitar todo lo que pudiera llevar a una lucha entre españoles en una guerra civil fratricida. No renuncio a ninguno de mis derechos porque más que míos son un depósito sagrado acumulado por la historia”.

El Duque de Edimburgo: 70 años al servicio de la Reina

Cuando el 17 de julio de 1947 se anunció el compromiso matrimonial de Isabel, la joven Princesa Heredera del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte de 21 años, con el teniente Felipe Mountbatten, los británicos, no muy aficionados a la realeza continental, quedaron muy satisfechos con ese apellido tan británico. Nada más lejos de la realidad.