Parejas reales: la nueva generación. Un documental de ARTE

Bajo la dirección de la alemana Julia Melchior, ARTE se adentra en la vida de tres parejas reales europeas. Los reyes de España, los duques de Cambridge y los príncipes Victoria y Daniel de Suecia protagonizan este sugerente reportaje (con subtítulos en español) sobre el presente y el futuro de la monarquía. Una nueva generación de la realeza, decidida a hacer evolucionar los códigos de la monarquía.
Parejas reales. ARTE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Aunque aún tengan dos escalones por delante en la línea sucesoria, el príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton se preparan desde ya para subir al trono. Con maestría y credibilidad, encarnan una visión más moderna de la realeza, dando a los británicos la imagen de una familia joven con la que se pueden identificar fácilmente. En España, el rey Felipe VI afirmó en 2014 que la Corona debía necesariamente acercarse a los ciudadanos con el objetivo de volver a ganar su estima y su confianza. Desde entonces, los reyes se aplican a esta misión con ahínco, al igual que la princesa Victoria y su marido Daniel en Suecia. Porque, si las parejas reales no ejercen el poder propiamente dicho, sí ejercen una influencia considerable. Frecuentemente confrontados a grandes retos, tienen que hacer frente al descontento social, a los problemas políticos o aún, a los movimientos separatistas.

A través de los retratos de estas tres parejas reales emblemáticas, este documental dibuja la evolución de la monarquía y observa las estrategias implementadas por sus representantes actuales para perpetuarla.

“Representar la nación, dar ejemplo, anteponer el bien común a las preferencias personales, estando permanentemente examinado con lupa por el público. Así es la vida al servicio de la Corona. Y es más sencilla si se lleva entre dos”, afirma el documental. Desde esta óptica aborda la cuestión del papel del consorte, que -ya fuera en el caso del príncipe Felipe o de Kate Middleton o la reina Letizia- representa un apoyo capital para el titular (o futuro titular) de la Corona.

Junto al empeño de estas parejas reales de modernizar y perpetuar la monarquía, y el desempeño de sus deberes oficiales (como su implicación en favor de la unidad nacional en España o el Reino Unido), la sensibilidad de las parejas reales hacia los problemas y los retos de la sociedad contemporánea constituye la médula de este reportaje.

La Royal Foundation creada por los duques de Cambridge aglutina las distintas causas en las que están involucrados: en los ámbitos del bienestar de los niños, de la salud mental y de la protección del medio ambiente, un espacio en el que el duque de Edimburgo y el príncipe de Gales habían sido militantes de la primera hora. Una tradición que Guillermo perpetúa con decisión inculcando estas inquietudes a sus hijos, y mediante iniciativas como el Premio Earthshot -el “Nobel del medio ambiente”-, lanzado en 2021 para recompensar a las personas cuyas innovaciones contribuyen a reparar nuestro planeta. Galardonados con un millón de libras, de aquí a 2030 cincuenta conceptos innovadores podrán ser así financiados.

Bajo el sello del empeño de Don Felipe por proteger la Corona, el reportaje define el credo del Rey de España en tres palabras: integridad, honestidad y transparencia. Y destaca el papel de la reina Letizia en la modernización de la monarquía, de nuevo aflorando la labor de Su Majestad en campos clave para la España del siglo XXI: la salud, la alimentación, la educación y los derechos de las mujeres. Todos ellos, pilares de la política social, a los que la reina dedica el 80% de su tiempo de trabajo.

La transición entre el espacio dedicado a los reyes españoles y los príncipes suecos lo constituye la visita de Estado de Don Felipe y Doña Letizia a Suecia en 2021. “La pareja real encarna el soft power español. En nuestros días esto supone un arma extremadamente útil del arsenal que posee un estado moderno para las relaciones internacionales”, afirma Charles Powell, director del Real Instituto Elcano, quien puntualiza que “su sola presencia transmite ideas, pero también sentimientos”.

Centrándolo en el caso sueco, el programa destaca el hecho de que las jóvenes parejas reales han considerado esencial ser accesibles a sus ciudadanos. Aunque, sin lugar a dudas, el momento estelar con el que el reportaje simboliza hasta qué punto las nuevas generaciones de la realeza están en sintonía con su tiempo, es la participación de la princesa Victoria en la GalaGay 2013, para entregar el premio de honor del “homosexual del año”. Entre lágrimas, gritos de alegría y una ovación que duró varios minutos, el público asistente agradeció ese apoyo sin precedentes a un colectivo que, como la propia heredera del Trono remarcaba, había “sido muy maltratado durante décadas”. Un apoyo que Victoria ha mantenido en el tiempo y que le valió, años más tarde, el premio de “heterosexual del año”, que otorga la misma organización.

La conclusión del reportaje es clara: “El separatismo en su propio país, la guerra en Europa, el problema de los refugiados, las crisis medioambientales y económicas: un rey afronta numerosos retos. En ese contexto, un compañero de igual a igual es indispensable. En el siglo XXI, el poder de la monarquía es una cuestión de pareja.

Para ver el documental, pinche en el siguiente enlace: Parejas reales: la nueva generación